Carlos Serres

 

Nuestra Tierra, la clave

Aunque originariamente
nuestra bodega se
situaba en el Barrio de la
Estación de Haro, a
mediados del siglo XX se
trasladó a su actual
ubicación en respuesta a
las necesidades de
crecimiento de los vinos
de Carlos Serres
Con un estilo que
fusiona la historia
centenaria de la bodega
con el diseño
contemporáneo, la
actual bodega conserva
el legado histórico y
tradicional de su
fundador. Un respeto por
nuestros orígenes sin
renunciar a la
vanguardia propia de
Carlos Serres
Elaboración
Nuestros vinos se
elaboran en depósitos
de hormigón para
garantizar la
preservación de la
máxima expresión frutal
de cada variedad,
gracias a la
micro-oxigenación que
se produce de manera
natural gracias a su
porosidad.
Vinos con identidad propia
Tradición y modernidad
a disposición de la
personalidad de unos
vinos que respetan sus
raíces sin renunciar a la
vanguardia.
fachada